Empresario rehusa que Putin sea el presidente ruso porque llegó al poder como resultado de una operación especial.

El presidente ruso Vladimir Putin es visto en un colegio electoral en Moscú. (foto: YURI KADOBNOV/POOL VIA REUTERS).

Una recompensa de 1 millón de dólares por el arresto del presidente ruso Vladimir Putin fue ofrecida a oficiales militares por el empresario ruso Alex Konanykhin en un post que publicó en las redes sociales esta semana, mientras Rusia continuaba su invasión de Ucrania.

  «Prometo pagar $1, 000,000 al oficial(s) que, cumpliendo con su deber constitucional, arreste(s) a Putin como un criminal de guerra bajo las leyes rusas e internacionales», escribió Konanykhin en LinkedIn. Putin no es el presidente ruso, ya que llegó al poder como resultado de una operación especial de volar edificios de apartamentos en Rusia, luego violó la Constitución al eliminar las elecciones libres y asesinar a sus oponentes».

   «Como ciudadano ruso y étnico, considero que es mi deber moral facilitar la desnazificación de Rusia. Continuaré mi asistencia a Ucrania en sus heroicos esfuerzos por resistir la embestida del Orda de Putin», agregó el empresario. Orda es la palabra rusa para «horda», una banda depredadora y saqueadora.

FUENTE THE JERUSALEM POST