ordenar tus cables de la mejor manera y a tu gusto.

Tanto si trabajas en casa como si lo haces en una oficina pero en tu desempeño necesitas ordenador y otros accesorios enchufados, entonces seguro que la gestión de cables es un problema que va más allá de la estética: enredones, pérdidas de tiempo para deshacer el ovillo, deterioros, acumulación de polvo… Ojo porque la gestión de cables es un mundo y hay gustos para todo.

En este escenario hay quien apuesta por una gestión de cables que los oculte para un setup más despejado y minimalista, pero también que aboga por dejarlos a la vista y disfrutar del cableado con mucho arte al estilo cableporn. Elijas lo que elijas, en este artículo te ayudamos a llevarlo a cabo.

Organiza tus cables (ocultos y a la vista)

Agrupar y atar los cables con una brida es probablemente la solución más común – pero no por ello menos efectiva –, ¿pero es necesario que estas sean negras y tan aburridas? Una opción muy curiosa es jugar con los colores de los propios cables y crear una sensación de vegetación que puedes rematar con alguna que otra planta natural (o artificial, si así lo prefieres) o incluso una enredadera y estas bridas verdes con hojas (3,30 euros). Vienen en diferentes kits en función de lo que necesites y están hechas de resistente nailon.

Si no quieres un setup tan botánico pero sí colorido, entonces este kit de bridas de silicona en seis colores es una magnífica opción para organizar y alegrar tu espacio de trabajo. Por 7,99 euros. Además son reutilizables.

También bridas de color son los que propone Avantree (9,99 euros), solo que en este caso en diferentes tamaños y colores para que ajustes según tus necesidades y con un sistema de abrir y cerrar de velcro de lo más versátil.

¡Imaginación al poder! Móntate un collage en tu pared como el que ves sobre estas líneas y hazlo el protagonista de tu setup. Para hacerlo solo necesitas paciencia, una idea y elementos como los que te proponemos a continuación.

Estas grapas (9,99 euros) para pared se fijan mediante dos tornillos y resultan bastante discretas al ser transparentes, dejando el protagonismo a los cables. Luego tú eliges: haz un dibujo o simplemente deja los cables recogidos. Vienen 70 unidades y están hechos de material acrílico.

Otra opción para que coloques tus cables en la pared son estos clips de SOULWIT (14,99 euros). En este caso se fijan a la pared con adhesivo, por lo que no tendrás que hacer agujeros. Además puedes meter varios cables a la vez y modificar cuando quieras gracias a su sistema para abrir y cerrar. Vienen 50 unidades y están disponibles en negro y blanco.

A caballo entre los dos anteriores, este kit de 60 unidades de clips de FineGood (9,99 euros): se fijan con adhesivo y tienen capacidad para sujetar varios cables. Vienen 30 blancos y 30 negros.

Estos clips transparentes de URAQT (8,99 euros) resultan de lo más útil tanto para recoger cables como para colocarlos en una esquina o un canto de tu mesa y dejar las tomas a mano, por ejemplo del cargador del móvil.

Precisamente esa es la idea de este organizacables de AGPTEK (9,99 euros), un útil accesorio con un original diseño que se abre y se cierra y diferentes formas para que puedas colocar el HDMI, el cable para cargar tu móvil, etc.

Diseño diferente pero idéntica función: este soporte de Syncwire (7,99 euros) te permitirá tener tus cables imprescindibles a mano y sacarlos según te convenga.

Si abogas por un espacio lo más libre posible de cables, agrúpalos todos dentro de este cubrecables flexible de MOSOTECH (11 euros), disponible en diferentes grosores y colores en función de lo que necesites.

Rejillas y bandejas

Las bandejas son probablemente una de las soluciones más clásicas para lidiar con el caos de dispositivos, cables y alargaderas pululando por el suelo: fíjalos en tu mesa de trabajo, coloca dentro la regleta y enchúfalo todo para tenerlo recogido, pero de fácil acceso. De este modelo de Stilemo (31 euros) destacamos su diseño minimalista, qué está hecho de acero y que viene con tornillos, bridas y hasta soportes para que lo instales.

Con un diseño más industrial completamente de rejilla, este pack de KD Essentials (18 euros) es más asequible e incluye dos bandejas. Se fija mediante tornillos.

También con dos unidades, en este caso las bandejas de PAMO (44 euros) son bastante largas y son adhesivas para que la instales fácil y sin tornillos.

Cajas para ocultar cables

Si no solo quieres organizar tus cables, sino que también buscas despejar tu espacio de trabajo y ocultar a la vista enchufes y regletas, te proponemos algunas soluciones en forma de cajas para el suelo.

Práctica, sencilla y barata, esta caja de HAMA (13 euros) está hecha de plástico y cuenta con dos ranuras de salida – una a cada lado – para la salida/entrada de cables y una tapa. Disponible en tres colores.

La de D-Line (12 euros) dispone asimismo de dos salidas escondidas en una cara, una tapa y un diseño bastante curioso y recogido con orificios de ventilación. Disponible en dos tamaños y tres colores.

Para quien busca un extra de diseño, esta caja de Relaxdays (17 euros) hecha en bambú que te permitirá ocultar tu regleta o dejar los cables dentro, usando la parte superior para dejar a la vista lo que quieras.

Cajas para el router

Salvo notables excepciones, el router estándar podría competir en belleza con la parte de atrás de la nevera. Ponerle obstáculos a este dispositivo no es la mejor idea en cuanto a cobertura, pero a cambio puedes aprovechar para colocarlo en un lugar central de tu casa y a cierta altura, dos recomendaciones que no faltan en nuestro Basics de colocación de router para maximizar su alcance.

Esta de Olivine (21 euros) es una caja sencilla, compacta y con bastantes orificios para el cableado y evitar recalentamientos.

Seguimos con la estética buenrollera y desenfadada con esta caja de Onsinic (21 euros), con bastante espacio para router, cables y otros elementos habituales en las instalaciones. Con dos niveles y orificios.

Bastante más discreta y minimalista es esta caja de Good decoration (78 euros), hecha de madera, con rendijas y orificios para cables y antenas. Está disponible en varios tamaños.

Este versátil armarito de WEDSFC (51 euros) para tu router puede ser una solución perfecta para colocar debajo de la tele y usarla como mesa colgante auxiliar. Tiene espacio para otros dispositivos como mandos, regletas, set top box…Hecha de madera, con abundantes rendijas y un diseño práctico y original.

Regletas

Las regletas son un básico en cualquier espacio donde hay tecnología. En la zona de trabajo son imprescindibles, pero también seguramente en la zona del televisor o incluso en la mesita de noche, después de todo es bastante común que los enchufes que hay por defecto en casa se nos queden cortos.

Las regletas estándar son una buena alternativa para maximizar la utilidad de tus enchufes y al mismo tiempo evitar el stand by gracias al enchufe que suelen integrar, pero las hay con diseños compactos y muy prácticos para el orden y la organización.

Esta de Garza (29 euros) es un claro ejemplo: con un diseño compacto en forma de cilindro, dispone de interruptor, LED para informarnos del funcionamiento, guardacables y un cable de 1,4 metros de longitud. En cuanto a tomas, dispone de 6 Schuko y 2 puertos USB.

Esta regleta de BEVA (27 euros) es ideal para colocar en una mesa de trabajo gracias a su diseño compacto en forma de torre, lo que le permite maximizar sus dimensiones para ofrecer 8 tomas y 3 USB. Además dispone de un cable alargador de 2 metros, LED indicadores e interruptor general.

Deja un comentario