A nombre de la revolución educativa se hicieron grandes negocios

Fulcar es cauto en emplear el término revolución ya que desde su punto de vista ha sido relajado.

Roberto Fulcar destaca que su gestión se concentra en cerrar brechas existentes.
Revela que hay escuelas levantadas en comunidades no habitadas, porque había que beneficiar a alguien.

                              El ministro de Educación considera que las acciones enmarcadas en el nuevo modelo educativo implementado en el contexto del covid-19 se traducirán en una transformación cualitativa, cuantitativa y social en el proceso de enseñanza en la República Dominicana.

                              “De manera que lo que estamos haciendo es una transformación que en pocos años va a comenzar a dar frutos”, asegura con entusiasmo. El maestro Roberto Fulcar es cauto al emplear el término “revolución” en la educación, ya que, desde su punto de vista, el concepto ha sido relajado.

FUENTE EL CARIBE