A un año del cierre por la epidemia, el deporte de EEUU avanza hacia la normalidad

Intentan absorber golpe financiero de miles de millones de dólares.

La NBA fue de las primeras en parar, el 11 de marzo del 2020. Su comisionado, Adam Silver, sacudió el mundo deportivo al suspender abruptamente la temporada. (AP/David Banks).

Doce meses después de que la epidemia de COVID-19 detuviera en seco el deporte de Norteamérica, las ligas y circuitos profesionales avanzan poco a poco hacia la normalidad intentando absorber un golpe financiero de miles de millones de dólares.

                           El 11 de marzo de 2020, el comisionado Adam Silver sacudió el mundo deportivo al suspender abruptamente la temporada de la NBA luego de la confirmación del primer contagio de un jugador, el pívot francés de los Utah Jazz Rudy Gobert.

                                  La decisión de la la liga de basquetbol norteamericana desencadenó un efecto dominó y solo horas después el béisbol, fútbol, golf, hockey sobre hielo y otros deportes siguieron su ejemplo suspendiendo sus temporadas o cancelando torneos.

FUENTE DIARIO LIBRE