Adolescente arrastrado hacia el alto mar queda 10 horas a la deriva hablando con Dios “toda la noche”

Miles de personas al año son arrastradas por corrientes marítimas mientras se bañan en los mares de los litorales por el mundo. La mayoría son turistas, que, entusiasmados con la diversión y el entretenimiento, se olvidan de los peligros y cuidados necesarios para no poner sus vidas en riesgo, siendo sorprendidos por las trampas del océano.

Al parecer, eso es lo que sucedió con el adolescente Blake Spataro, de Louisiana, Estados Unidos. Él y su familia estaban visitando la isla de St. Simon, en Georgia, la mayor de la región en un conjunto de cuatro, muy visitadas por turistas del país y otras partes del mundo.

Spataro dijo el canal WJAX de televisión que estaba sentado en la parte menos profunda de la mar, se dio cuenta de que estaba siendo arrastrado por las corrientes oceánicas a costa distante. Dividido con la diversión, el adolescente no notó que el mar podría cambiar rápidamente.

FUENTE NOTICIAS CRISTIANAS