Los escorpiones tienen la primera parte del cuerpo engrosada.

El mundo de los invertabrados está dominado por especies provistas de un revestimeinto externo resistente.

La vegetación del desierto se ve muy influenciada por la escasez de agua; por consiguiente su exuberante desarrollo solo se da en épocas muy limitadas del año (muchas especies son anuales y solo germinan cuando llueve). No por ello los representantes del reino animal se ven limitados en cuanto a número de especies y variedad.

     El mundo de los invertebrados está dominando por especies provistas de un revestimiento externo resistente, que hace que su cuerpo sea impermeable al agua y ofrece al mismo tiempo una óptima protección contra la excesiva transpiración.

   Huéspedes habituales del desierto son los escarabajos o insectos coleópteros.

    Bastante frecuentes en las arenas del desierto son las distintas especies de escorpiones; artrópodos que pertenecen a la clase arácnidos.

    Los escorpiones tienen la primera parte del cuerpo (pro soma) engrosada unida ampliamente a la primera parte del abdomen u opistosoma, y provista de seis pares de apéndice: el primer par son los quelíceros  y el segundo los pedipalpos.

      La hembra del escorpión es ovovivípara y sus crías suben al dorso materno ante la menor señal de peligro , hasta el momento de la primera muda.

FUENTE ENTESPA