Bebés murieron por fallas médicos y falta equipos

Bebés murieron por fallas médicos y falta equipos

Las muertes de los siete bebés en el hospital Jaime Mota de Barahona se debieron a una baja aplicación de los protocolos neonatales oficializados por el Ministerio de Salud, la falta de médicos especialistas las 24 horas del día, la ausencia de equipamiento en las áreas de atención neonatal y debilidades en el laboratorio clínico y el departamento de imágenes.

Así lo informaron ayer las autoridades del Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud durante una rueda de prensa en la que anunciaron la intervención del hospital y la designación de los especialistas que hacen falta.

En la rueda de prensa, encabezada por la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany, se explicó que en cinco de los casos los fallecimientos se produjeron por la ruptura prematura de membranas, la prematuridad y el bajo peso.
Otras fallas. El informe sobre las muertes señala que los médicos tampoco utilizan en los expedientes clínicos las herramientas básicas de atención materna y neonatal, tales como el parto grama, la historia clínica perinatal o la toma constante de signos vitales.

Otras fallas es que no se cumple con las normas de bioseguridad que debe existir en las áreas de preparto, parto, recepción de recién nacidos, cirugía y unidad de cuidados intensivos.
Lo que se hará. Ante esta situación, además de la intervención, se determinó que se capacitará al personal de salud en áreas como la reanimación avanzada, bioseguridad y los protocolos de atención.

FUENTE HOY