Para Biden los no vacunados tienen motivos para estar preocupados.

El presidente de EE.UU. Joe Biden anunció el martes la apertura de más centros federales de vacunación y pruebas para hacer frente a un aumento en los casos de COVID-19 provocado por la variante de Omicrón, y dijo que unos 500 millones de pruebas rápidas en el país estarán disponibles para los estadounidenses de forma gratuita a partir de enero.

   Biden ofreció tanto una advertencia a los no vacunados, que según él tienen «buenas razones para estar preocupados», como la garantía de que aquellos que son vacunados pueden reunirse para las fiestas a pesar de la nueva variante que barre el país.

    «No, esto no es marzo de 2020», dijo Biden a los reporteros de la Casa Blanca. «Doscientos millones de personas están completamente vacunadas, estamos preparados, sabemos más».

FUENTE FRANCE  24

Deja un comentario