Arquímedes es considerado la inteligencia más fértil de la humanidad.

No dudó en aplicar los conocimientos teóricos a cuestiones prácticas.

Es una opinión unánime que Arquímedes fue el científico más grande de todos los tiempos, la inteligencia más fértil de la humanidad, y el padre de la moderna matemática. Nació en Siracusa en el 287 A.C. , tuvo contacto con los matemáticos alejandrinos y en particular con Apolonio y Eratóstenes. Sin embargo pasó la mayor parte de su vida en su ciudad natal, dedicándose a los estudios científicos y revolucionando con una genial intuición los procedimientos de la matemática griega clásica.  Estudioso de la mecánica, no dudó en aplicar los conocimientos teóricos a cuestiones prácticas.  Es famosa la invención del tornillo sin fin , para la elevación del agua , invento que parece haber tenido su origen en Egipto para resolver el problema de subir el agua de los pozos con un esfuerzo mínimo.

 
    Son igualmente importantes sus estudios sobre las palancas y sobre las condiciones de equilibrio de los cuerpos y la determinación del centro de la gravedad de algunas figuras geométricas, estudio que este sabio expuso en su obra sobre el equilibrio de los planos. Arquímedes descubrió los principios matemáticos de las palancas : Si en el extremo de la palanca AB,, se colocan dos pesos P1 y P2 para tener una situación de equilibrio es necesario tener un punto F en el que pueda apoyar la palanca; el punto llamado fulcro se debe elegir de modo que los respectivos productos de la distancia de los pesos sean iguales.

 
    SI por ejemplo el peso P1 es de 50 y peso P2 es de 100  para estar en equilibrio bastará  la posición del fulcro AF se a el doble de FB.


 
FUENTE ENTESPA