A cientos de hogares de una ciudad histórica, se les dijo que evacuaran de inmediato.

Una imagen satelital muestra líneas de fuego del incendio forestal ardiendo al este de Santa Fe, Nuevo México, el 1 de mayo [Maxar Technologies / Handout via Reuters].

Las llamas azotadas por el viento corrieron a través de las laderas de las montañas cubiertas de pinos en el estado estadounidense de Nuevo México el lunes, obligando a los residentes a huir de sus hogares y llevando a la evacuación del hospital psiquiátrico del estado.

     A cientos de hogares en una ciudad histórica en las estribaciones de las Montañas Rocosas se les dijo que evacuaran de inmediato, ya que los intensos vientos y las condiciones secas alimentaron el enorme incendio forestal que ardía en las afueras de la ciudad.

     El incendio, apodado Calf Canyon Wildfire, había quemado más de 41,682 hectáreas (102,998 acres), o más de la mitad del área de la ciudad de Nueva York, hasta el lunes por la mañana, según funcionarios del Servicio Forestal de los Estados Unidos en Nuevo México.

FUENTE ALJAZEERA NEWS