El desastre es lo más mortífero desde que el canal se convirtió en un centro para los migrantes de Africa.

Gran Bretaña y Francia estaban estudiando nuevas medidas para limitar la migración a través del Canal y romper las redes de tráfico de personas después de que al menos 27 migrantes que trataban de llegar a Inglaterra se ahogaran frente a la costa norte de Francia.

 
     El desastre es el accidente más mortífero desde que el Canal se convirtió en un centro para los migrantes de África, Oriente Medio y Asia que han estado utilizando cada vez más pequeños barcos para llegar a Inglaterra desde Francia desde 2018.

 
    El presidente Emmanuel Macron prometió que Francia no permitiría que el Canal se convirtiera en un «cementerio» y también habló con el primer ministro británico Boris Johnson para ponerse de acuerdo en intensificar los esfuerzos para frustrar a los traficantes culpados por el aumento en los cruces.

 
FUENTE FRANCE 24
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *