COMANDANTE DE LAS FDI EN LOS DISTURBIOS EN GAZA: SON ADOLESCENTES, NO TIENEN INTERÉS EN HACER DAÑO

Después de cuatro meses de seguridad en la tensa frontera de la Franja de Gaza, la Brigada Golani fue sustituida por la Brigada Kfir. Una de las experiencias que llevará consigo el Teniente Coronel Avi Marciano, comandante del 13º Batallón de la “Brigada Marrón”, es el desafío adicional que su batallón enfrentó junto con su conocida actividad operacional: violaciones de la valla fronteriza los viernes por la tarde, semana tras semana. Marciano y sus combatientes tomaron la frontera más septentrional de la Franja de Gaza, hasta la reunión de la frontera con el Mediterráneo, en la zona del Kibbutz Zikim. Para Marciano – 33 años, padre de tres que vive en el pueblo de Haro’e – es el cierre de una historia personal: hace 15 años, se alistó en el 13º Batallón como un combatiente, y hace unos cuatro meses asumió la posición.

    El comandante Marciano dice que para él fue un evento del cual el batallón produjo muchas lecciones: “Afinamos nuestros sentidos para la comprensión – quién es quién y qué es qué, cuándo y cómo, mientras que cada área tenía sus características. Esta es la experiencia y la intimidad que un batallón crea en su sector operacional, y no lo hicimos lo suficientemente bien en la primera semana. Pero aprendimos de eso.”

   Le pregunto a Marciano si para los combatientes de la zona no es demasiado complejo diferenciar entre un activista de Hamás que está muy cerca de la valla y un terrorista que viene a llevar a cabo un ataque. El punto de decisión es el del comandante en el campo, se apresura a aclararlo. “Si se siente amenazado, entonces conoce muy bien el procedimiento para abrir fuego – y son fuertes y claros. Incluso en incidentes.

FUENTE JERUSALEM POST