Comida de Navidad sin que el virus se siente a la mesa (y sin volverse loco)

Habrá menos comensales que los demás años.

Cuatro voluntarios hacen una demostración sobre las pautas que hay que seguir a la hora de sentarse a la mesa y servir la comida y el vino. EFE/ Elvira Urquijo A.

Millones de familias españolas volverán a sentarse a la mesa el 24 y el 25 para celebrar la Navidad, seguramente con menos comensales de lo que acostumbraban y sin el despliegue de besos y abrazos de otros años. Sean seis, ocho o diez, lo importante es que el corona virus no esté entre los invitados, y se puede conseguir siguiendo unas pautas sencillas.

    “No hay que volverse loco”, resume la especialista en Medicina Preventiva Eva Elisa Álvarez, hay que respetar una serie de consejos que no por repetidos dejan de ser pertinentes en las celebraciones de Navidad, Año Nuevo y Reyes: mascarilla, distancia, higiene, grupos reducidos y, siempre que se pueda, buscar lugares ventilados.

    Serán el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas los que marquen los límites de esas reuniones, su número de participantes y si podrán juntarse o no parientes de diferentes provincias o municipios. Pero en la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias han pensado que resulta casi inevitable que haya algún tipo de reunión navideña, por lo que se ha adelantado a ofrecer unas pautas sencillas para que discurra de manera segura.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Corona virus: 5 características que hacen tan mortal al covid-19

FUENTE EFE