Con la normalización EAU-Israel, el plan de Trump finalmente despega

La reacción del presidente turco Recep Tayyip Erdogan ante el anuncio del jueves pasado de que Israel y los Emiratos Árabes Unidos normalizarían las relaciones fue tan furiosa como predecible. “El movimiento contra Palestina no es un paso que pueda ser aplastado”, dijo, y agregó que “también podemos dar un paso en la dirección de suspender los lazos diplomáticos con los líderes de Abu Dhabi o retirar a nuestro embajador.”

       En la superficie, esto parece como si Erdogan fuera Erdogan – agitando furiosamente la bandera de “Palestina”, con lo que se lanza en el papel de campeón de la causa palestina como una manera de aumentar su estatura a los ojos de los mundos árabes y musulmanes. Este ha sido el modo por defecto a lo largo de su gobierno de 17 años sobre Turquía. Pero hay más aquí de lo que parece. La Turquía de Erdogan es la pieza central de uno de los campos que actualmente compiten por el dominio en el Medio Oriente – el campo de la Hermandad Musulmana – y el acuerdo Israel-EAU fortalece significativamente uno de los campos opuestos. Así es el pique.

       El modelo de “campamentos” para comprender todos los acontecimientos en el Oriente Medio fue elaborado hace unos cuatro años por Eran Lerman, un ex alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional que ahora es vicepresidente del Instituto de Estudios Estratégicos de Jerusalén.

FUENTE JERUSALEM POST