Los instrumentos de cálculo analógico cedieron el paso a los de tipo digital

El primer cuarto del Siglo XX vio el nacimiento y la difusión de varios modelos de calculadores analógicos que podían efectuar cálculos integrales y diferenciales. Se basaban en las ideas de físicos y matemáticos del siglo anterior, como los británicos Kelvin y Maxwell. Estos calculadores estaban realizados originalmente con sistemas mecánicos compuestos de engranajes y poleas, que luego fueron sustituidos por  dispositivos electromecánicos.   Un ejemplo notable de este tipo de dispositivo fue el analizador diferencial, propuesto en 1927 por Vannevar Bush, del Massachusetts Institute of Technology.

  Las dos guerras mundiales dieron un ulterior impulso al desarrollo y empleo de ordenadores analógicos que entre otras cosas, se utilizaron para el cálculo de las trayectorias en los sistemas de dirección de tiro de la artillería pesada.

   Como ya se ha dicho, los instrumentos de cálculo analógico cedieron el paso a los de tipo digital (salvo de determinadas aplicaciones) en el desarrollo de la informática.

FUENTE ENTESPA