Agentes policiales y militares a pesar de no haber toque de queda le ordenan a ciudadanos marcharse del lugar.

Santo Domingo. – El atropello y el exceso de autoridad a los ciudadanos, continúa a la orden del día en la República Dominicana, a pesar de los escándalos múltiples de los que la Policía Nacional ha sido objeto últimamente.

     Ciudadanos que se recrean en espacios públicos en horas de la noche denunciaron que, sin haber toque de queda en el país, son obligados por agentes policiales y militares a abandonar dichos lugares, bajo el alegato de que “ya es hora de marcharse”.

       Un ciudadano que habló con El Nacional y que pidió reserva de su nombre, denunció que fue objeto de un atropello por parte de un contingente policial y militar la noche del domingo en la avenida España, por los frentes del supermercado Olé, en Santo Domingo Este.

FUENTE EL NACIONAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.