Un domingo, en una iglesia que podría ser cualquiera de las nuestras, entraron dos mujeres que, directamente, fueron a sentarse en la primera fila. Contaron al responsable del servicio de acogida que una de ellas era sorda y la otra, su intérprete.
La mayoría de asistentes al culto estaban fascinados cómo ambas mujeres se comunicaban, a través de la lengua de signos, durante el culto. Hasta el pastor que predicó, ese día estuvo algo distraído con la situación. Su sermón acabó durando la mitad de lo habitual y hasta vocalizó mejor que nunca. Ese día, muchos miembros de la iglesia salieron diciendo que habían entendido el mensaje mucho mejor que en otras ocasiones y que ojalá esas mujeres repitieran visita. Es decir, la discapacidad de una persona (sensorial, en este caso) acabó provocando una adaptación por parte de la iglesia que benefició a todos.

Esta anécdota la cuenta Tony Phelps-Jones (del ministerio cristiano Prospects) y sirve para remarcar la idea de que nadie puede considerar a otro como menos necesario y de que toda iglesia debe ser inclusiva. Con este espíritu, la red europea de ministerios cristianos que trabaja con personas con discapacidad (European Disabilty Network, EDN), celebró la semana pasada su décima conferencia continental, con el lema Puentes para la inclusión, en Riga (Letonia), ciudad que combina un modernismo espléndido con el decadente encanto arquitectónico de la herencia soviética. Los anteriores encuentros tuvieron lugar en Suiza (2001), Budapest (2002), Albania (2003), España (2004, aunque en este caso se trató solo de un encuentro entre representantes de España y Portugal en Terrassa, Barcelona), Inglaterra (2006), Ucrania (2009), Alemania (2012) y Austria (2015). El encuentro congregó a 50 personas de hasta 12 países (Letonia, Suiza, Reino Unido, Kuwait, Alemania, Hungría, Bélgica, Lituania, Italia, Ucrania, Noruega y España, representado en la red, y en la mayoría de encuentros celebrados hasta ahora, por el ministerio Mefi-Boset que lidera Lydia González).

FUENTE NOTICIAS PROTESTANTES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *