El Gobierno de Joe Biden está estudiando el envío de un «número significativo» de carros de combate M1 Abrams a Ucrania. A cambio, Berlín debería levantar todas sus objeciones a la cesión por parte de terceros países de los Leopard-2 de fabricación alemana. La noticia ha sido publicada por el diario The Wall Street Journal, el mismo que ya desveló la semana pasada que el canciller alemán Olaf Scholz había puesto como condición para el levantamiento del veto alemán al Leopard 2 que EEUU entregará el M1 Abrams a Kiev. Según el ‘Journal’, el anuncio podría hacerse público esta misma semana.

   EL GOBIERNO ESTADOUNIDENSE DE JOE BIDEN ESTUDIA EL ENVIO DE UN NUMERO SIGNIFICATIVO DE CARROS DE COMBATE E M1 ABRAMS A UCRANIA

Así pues, Scholz se habría salido con la suya, contra la opinión de los militares estadounidenses, que creen que el Abrams es un vehículo mucho más complicado de mantener y con mucho más consumir de combustible que el Leopard 2, lo que significa más tensiones para una logística ucraniana exhausta, que trabaja con sistemas de armas heterogéneos suministrados por más de una treintena de países. Pero, al mismo tiempo, la decisión de Washington pondría al Gobierno de Berlín en una posición insostenible: si Reino Unido ya ha decidido entregar 14 tanques ‘Challenger’ (curiosamente, los que han logrado impactar a un carro enemigo en una situación de combate a más distancia en todo el mundo) y si EEUU accede a enviar los ‘Abrams’ (que, al menos en el corto plazo, casi complicaría más que favorecen la defensa ucraniana) ¿sobre qué base puede seguir negándose Alemania a dar los Leopard-2?

Según el citado diario estadounidense, el preacuerdo entre Scholz y Biden se logró en una llamada telefónica entre ambos el martes de la semana pasada, tres días antes del encuentro del grupo de Ramstein, que coordina la ayuda a Ucrania. En esa reunión, Berlín volvió a bloquear la entrega de los Leopard 2, aunque accedió a regañadientes a que los países que los tienen puedan ir entrenando en su uso a tripulaciones ucranianas, lo que es una manera de dar a entender que los carros acabarán siendo entregados a Kiev. Polonia ha anunciado que ha solicitado autorización a Alemania para entregar 14 Leopard 2 a Ucrania.

FUENTE EL MUNDO