“El (tamaño del) bono no hace pelotero”, es una oración repetida en los círculos de béisbol, que sirve de consuelo y estímulo para aquellos que reciben cifras menores al fichar, alimentados por casos frecuentes de éxitos, pero que en realidad son errores estadísticos.

  Pero los números que tiene Grandes Ligas dicen que el tamaño de la inversión sí incide. Por ejemplo, de los fichajes realizados entre 2004 y 2015 con bonos menor a un millón de dólares solo el 5.3% alcanzó el Big Show, es decir 279 de los 5,213 jugadores reclutados.

   Sin embargo, si bien son mucho menos, aquellos que recibieron un pago de siete dígitos al ser firmados el porcentaje se dispara hasta el 27%, cinco veces más. Los 30 equipos repartieron 70 bonos millonarios en el trayecto y hasta la campaña 2021 de ese grupo ya se había graduado 19, de acuerdo a datos compilados por DL.

FUENTE DIARIO LIBRE