El buque más costoso de la Armada estadounidense, el USS Gerald R. Ford, se ha encarecido aún más. Al superar en 120 millones el límite que le había fijado el Congreso, 13.027 millones de dólares de los presupuestos tendrán que destinarse a su construcción, según informaron la semana pasada fuentes militares.

Los fondos adicionales para el nuevo portaviones, que construye Huntington Ingalls Industries, se requieren para reemplazar los deficientes componentes del sistema de propulsión, ampliar el plazo de reparación posterior a la entrega de 8 a 12 meses y ajustar las fallas en los ascensores de munición.
«Una vez que los arreglos sean completados, el coste del CVN 78 [índice que se exhibe en el cuerpo del buque] ascenderá a13.027 millones», informó a Bloomberg el mando de sistemas navales.

Ninguno de los 11 ascensores de armas está operativo y solo dos se utilizan en modo de prueba para detectar los problemas que sigue presentando el buque, que es el primero en su clase.

FUENTE RT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *