El estilo con que se resuelven los conflictos

   Aunque cada familia adopta una forma peculiar de hacer que funcione sin chirriar el engranaje del hogar, los sociólogos han identificado cinco estilos básicos de resolver los enfrentamientos.

         Competitivo

           El objetivo fundamental del cónyuge competitivo es ganar sin tomar en cuenta el costo. Considera cada conflicto como una guerra.

        Evasivo

         “No quiero hablar de eso”, es una frase que los evasivos repiten con frecuencia. Un cónyuge de este tipo se halla predispuesto a pasar por alto sus propios gustos y deseos y no les preocupan los del otro. Cuando surge el conflicto se retira sin decir nada.

     Transigente

       El arte de transigir “lo haré así porque es lo que tú quieres o lo que a ti te gusta” incluye preocupación por uno mismo y por los demás.

      Colaborador

        El colaborador muy contrario al evasivo, se halla muy motivado para negociar soluciones creativas que satisfagan las necesidades de ambas partes en conflicto. Generalmente posee una autoestima elevada, que se manifiesta en sincera preocupación por sí mismo y por los demás.

     Pacificador

         El objetivo del pacificador  es la “buena armonía por encima de todo”. Se encuentra tan motivado para mantener la paz, que llega a descuidar sus propias necesidades para satisfacer la de su pareja.

NOTICIAS RELACIONADAS:

La relación de pareja: Los temperamentos

FUENTE SIN RESERVAS. EL ARTE DE COMUNICARSE.