El frío complica las tareas para recuperar la normalidad tras el temporal

España casi se encuentra al borde de ser declarada zona catastrófica por el fenómeno.

Varias personas sentadas en una terraza en una plaza de Teruel cubierta de nieve. EFE/Antonio Garcia.

        La nieve que ha dejado la borrasca Filomena sigue dificultando e incluso paralizando el tránsito en varios puntos de España y las tareas de limpieza se han agravado con la ola de frío que ha entrado esta madrugada, con una situación bastante complicada en Madrid, que tardará varios días en recuperar la normalidad.

       Aun así, la situación va mejorando poco a poco y desde este mediodía se permite la entrada de camiones en Madrid para asegurar el suministro de bienes básicos, cuyo acceso estaba restringido desde hace días a causa de la borrasca Filomena, que ha puesto a la capital de España al borde de la declaración de “zona catastrófica”.

FUENTE EFE