El increíble árbol de olivo en la cultura judía

Su aceite era usado para ungir reyes y sumo sacerdotes.

     El increíble árbol de olivo puede alcanzar la edad de 2.000 años, reverdecer después de haber ardido y producir aceite para cocinar, para alumbrar e incluso para ungir a reyes.

       Las aceitunas – frutos pequeños, amargos después de su recolección, sabrosos y saludables después de ser tratados; sus hojas de color verde oscuro que revelan un brillo plateado cuando reciben la luz del sol; un estupendo y entramado tronco que surge de sus típicas y fuertes raíces que se sujetan a un suelo liviano, pobre.

              Los olivos pueden resistir con facilidad a las sequías, enfermedades, e incluso al fuego – sus raíces regeneran los árboles, incluso si el terreno ha quedado destruido. Por lo tanto, pueden vivir muchos años y, cuanto más envejecen, tanto más interesantes y pintorescos se vuelven.

                La aceituna es sabrosa y saludable, aparte del el aceite que produce – conocido desde hace siglos por su valor nutricional y curativo, así como por su importante rol en la unción de reyes y sumos sacerdotes.

NOTICIAS RELACIONADAS:

PALMERA JUDEA DATILERA DE SEMILLAS DE 2.000 AÑOS QUE DA FRUTO

FUENTE NOTICIAS DE ISRAEL