El carro de combate israelí Merkava “chariot” puede ser el tanque más eficiente y avanzado del mundo. Su potencia de combate, protección y movilidad no tienen parangón. Como columna vertebral del cuerpo blindado de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), el tanque ha sufrido una serie de modificaciones y avances desde su entrada en servicio en 1979. La última variante del Merkava IV MBT se entregará a las FDI a mediados de 2023.

   El tanque Merkava de fabricación nacional satisface la necesidad de Israel de poder producir rápidamente equipos militares modernos y sofisticados sin tener que depender del extranjero. El diseño original del Merkava se desarrolló a mediados de la década de 1970, después de que el Reino Unido revocara la iniciativa de desarrollo conjunto de tanques que habría proporcionado a Israel sus tanques Chieftain. En ese momento, el entonces comandante del Cuerpo Blindado de las FDI, el general de división Israel Tal, reconoció que la protección terrestre de su país no podía ser garantizada por ninguna otra nación. Por lo tanto, era necesaria una capacidad de producción nacional.

    Los tanques Merkava originales se centraron en su capacidad de protección. Debido a este factor, las FDI dieron prioridad a mantener bajas las pérdidas de personal en combate mediante la instalación de un blindaje grueso y la colocación del motor y la transmisión en la parte delantera del tanque. La posición del sistema de motor proporciona una protección adicional para la tripulación. El diseño también creó más espacio en la parte trasera del tanque, aumentando la capacidad de almacenamiento y el acceso al fuego enemigo para la tripulación. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) pusieron en marcha los carros de combate Merkava durante la Guerra del Líbano de 1982, donde se enfrentaron con éxito a los carros sirios T-72 de diseño soviético en el valle de la Bekaa.

FUENTE NOTICIAS DE ISRAEL