Daniel Ritchie cree que las iglesias deberían valorar más a las personas con discapacidad

Un hombre que nació sin brazos está transformando su deficiencia en un testimonio de la bondad de Dios en su vida. “Yo hago todo con mis pies, pues nací sin brazos. Pero eso no me limita”, escribió el evangelista Daniel Ritchie en un reciente post repercutido por Fox News.

“Por la gracia de Dios, pude vivir una vida plena, que incluyó formarme en la universidad, casarse con mi mejor amiga Heather, crear dos lindos hijos y servir en el ministerio por más de una década. El modo en que vivo mi vida no es muy diferente que cualquier otra persona”.

FUENT E NOTICIAS CRISTIANAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *