Las diferentes asociaciones y los clubes rusos fueron privados hasta «nueva orden».

El Comité Olímpico Internacional (COI) recomendó una prohibición histórica de los rusos y bielorrusos en el deporte mundial, y la FIFA no tardó en cumplir con su parte: Rusia fue excluida este lunes del Mundial de fútbol, competición planetaria que albergó hace cuatro años.

 
     Las diferentes selecciones y los clubes rusos fueron privados «hasta nueva orden» de toda competición internacional, una decisión conjunta de la FIFA y la UEFA, esta última confirmando además la rescisión de su contrato de patrocinio con el gigante del gas Gazprom, estimado en 40 millones de euros anuales (unos 45 millones de dólares).

 
        Para la selección nacional, eso significa que no habrá repechaje el 24 de marzo contra Polonia, que de todas formas había mostrado su negativa a no jugar el partido.

 
FUENTE LISTIN DIARIO