Los tres días de pesadillas que Noelia Sánchez Lara vivió por el robo de una gemela en la maternidad del hospital Rafael Estrella Ureña terminaron.

Sánchez Lara tendrá ahora que enfrentar la habitual situación de precariedad y pobreza en que malvive su familia integrada por nueve miembros en total.
Junto a los otros seis niños, la madre de la infante reside en un angosto espacio, en una habitación de una casa de madera, facilitada por la hermana de su esposo Odalís Reynoso. La casa marcada con el número 72 está ubicada en la calle 7 del sector Cienfuegos.

Para sobrevivir y mantener su familia, Reynoso en ocasiones trabaja en un camión botando tierra y en otras en metaleras, pues no tiene trabajo fijo. Pese a la situación de salud debido a que se le subió la presión, por el momento que vivió, Noelia fue dada de alta junto a sus dos niñas en la mañana del jueves.
5ef1ae39-entregan-a-su-madre-nina-fue-robada-en-santiago-9-5-2018-12
FUENTE EL CARIBE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *