Favorece reducir poder discrecional al director de Aduanas

Argumenta que el Estado debe contar con sistema de verificación más amplio.

Eduardo Sanz Lovatón, director general de Aduanas, dijo la institución se ahorra cada día un millón de pesos y que sus recaudos se han elevado de RD$450 millones a RD$700 millones diarios.

         La institución se ahorra cada día un millón de pesos; sus recaudos se han elevado de RD$450 millones a RD$700 millones; sigue muy enfocada en luchar contra los ilícitos

                    Eduardo Sanz Lovatón favorece que se limite el poder discrecional que tiene el director general de Aduanas y los administradores de esa institución pública, porque eso no se corresponde con el Estado del siglo 21.

                       Sostuvo que el Estado de estos tiempos tiene que ser ágil y rápido, pero debe contar con sistemas de verificaciones más amplias. Desde su punto de vista, “cuando se manejan cantidades de dinero, como las que maneja la DGA, en la que cualquier sanción administrativa representa millones y millones de pesos para un solo proceso, es importante que el director no tenga tanto poder”. En la DGA hay procesos diversos de sanciones y multas para situaciones, por ejemplo, como la declaración de una mercancía por error o por dolo intencionalmente; casos estos por los cuales se le cobra a quien los comete el doble del impuesto, más la sanción que se coloca. “Esa sanción generalmente termina en el despacho del director de Aduanas o el de uno de los directores, con un poder inmenso para reducir hasta el 80 por ciento de ese ilícito”, expuso Sanz Lovatón, como preámbulo para sustentar su opinión sobre la necesidad de que la Ley General de Aduana sea adaptada a los tiempos modernos.

FUENTE EL CARIBE