En días recientes, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) anunció la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) de Honduras. Esta decisión obliga a los hondureños beneficiados por este proyecto, a regresar a su país natal.

“Es una tragedia que crea incertidumbre para muchísimas familias”, aseguró Hugo Noé Pino, expresidente del Banco Central y exembajador de Honduras en Washington, a AP.

Mizael López, representante de la Confraternidad Evangélica de Honduras, conversó con Mundo Cristiano, sobre cómo se prepara la Iglesia para recibir y ayudar a sus compatriotas.

“Es muy lamentable el hecho de poder tener y ver que nuestros compatriotas tendrán que retornar a su país y enfrentarse a todas realidades, a otras consecuencias. Muy lamentable, pero como Iglesia estamos dispuestos a apoyarles, a brindarles la cobertura y extenderles nuestros brazos de amor para poder salir adelante y luchar”, dijo.

Los creyentes implementarán una serie de estrategias cuando las familias hondureñas regresen a su país.

FUENTE MUNDO CRISTIANO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *