Investigador cristiano afirma: “Movimiento feminista promueve y fortalece la brujería”

Un número creciente de mujeres jóvenes, impulsadas por la política feminista, están siendo atraídas hacia una nueva ola de brujería, según un informe de NBC News. Para aclarar el asunto, el autor e investigador Joe Carter alertó a los cristianos sobre la práctica satánica, que puede estar disfrazada de costumbres aparentemente inofensivas.

Joe comienza explicando que la brujería se refiere a la cosmovisión, “religión y prácticas asociadas al uso de rituales que se creen para aprovechar y enfocar energías cósmicas o psíquicas para traer algún cambio deseado”. Él todavía dice: “La hechicería moderna es el mayor y más común subconjunto del neopaganismo, un grupo diverso de movimientos religiosos que afirman ser derivados de religiones paganas históricas”.

Dentro del movimiento de avivamiento de brujería, el mayor subconjunto es la Wicca. El American Religious Identification Survey de 2008 estimó que en Estados Unidos había unos 600 mil neopaganos, con cerca de la mitad identificándose como wiccanos. Se calcula que aproximadamente en 2017 había más de 3 millones de practicantes de Wicca , dice el investigador.

Joe todavía plantea: “En el uso moderno, el término ‘bruja’ es considerado neutro en cuanto al género y puede ser aplicado tanto a hombres como a mujeres. El término “brujo” es a menudo considerado un término despectivo, ya que el uso original del término significaba juramento. Un grupo de brujas que se reúnen regularmente se conoce como ‘coven’. Algunas brujas creen que un coven debe tener 13 o menos miembros, aunque no menos de tres “.

La Wicca fue creada en la década de 1940 por Gerald Brosseau Gardner (1884-1964), un funcionario público británico jubilado, ministro ordenado de la secta cristiana conocida como la Antigua Iglesia Británica. Gardner es considerado el “padre de la brujería moderna”, aunque sus creencias neopaganas casi no tenían conexión con formas antiguas de brujería.

FUENTE NOTICIAS CRISTIANAS