Como la repartición marítima entre Líbano e Israel está en sus etapas finales, el ministro de Defensa Benny Gantz alertó que Irán está tratando de comprar Beirut con combustible, y a su vez establecer bases en suelo libanés.

«Irán, a través de Hezbollah, está tratando de comprar Líbano suministrando combustible, reparando el sistema eléctrico y construyendo plantas de energía», advirtió, hablando en el inicio del programa Odem en Katzrin, en el norte de Israel. «La dependencia energética del Líbano con respecto a Irán puede llevar finalmente al establecimiento de bases iraníes en suelo libanés y a la desestabilización de la región – y los ciudadanos del Líbano son los que pagarán el precio».

La estación de televisión de Hezbollah al-Manar dijo el martes que Teherán ha ofrecido enviar 600.000 toneladas de combustible en los próximos cinco meses a Líbano, que ha estado en una caída libre desde 2019.

FUENTE THE JERUSALEM POST