Israel reelige a Netanyahu, pero queda dividida

 El hasta ahora primer ministro podrá seguir siéndolo gracias al apoyo de otras formaciones conservadoras, aunque su lista ya no es la más votada.

  Algo ha cambiado en Israel después de las elecciones parlamentarias de este martes. Probablemente Benjamin Netanyahu siga siendo primer ministro gracias a un pacto más que previsible entre las fuerzas conservadoras del Knesset, el parlamento israelí.

   Sin embargo, su lista, el Likud, ha dejado de ser la formación más votada, a pesar de conseguir cinco escaños más que en los últimos comicios, para compartir número de diputados obtenidos (35) con la coalición de centro Azul y Blanco, de Benny Gantz.  De esta manera, Netanyahu ya ha anunciado la formación de un gobierno apoyado por fuerzas como la Shas, la Asociación Internacional de los Sefardíes Observantes de la Torá, que ha obtenido 8 escaños, o el Yahadut Hatora Hameuhedet (Judaísmo Unido de la Torá), también con ocho diputados, entre otros partidos. En total, los cálculos que permite el 98% del escrutinio son de 65 escaños para el bloque de derechas y de 55 para el centroizquierda.

FUENTE NOTICIAS PROTESTANTES