Bajo el abrigo de una amistad que se había tejido desde la infancia, la muerte penetró este pasado lunes por las puertas del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y se condujo sin titubeos por los pasillos de la institución, en las manos de Fausto Miguel Cruz de la Mota, quien le arrebató la vida al ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera.

   El “amigo personal” del fenecido funcionario llegó antes del mediodía y a pesar de que no tenía un arma de fuego visible, según declaraciones, si cargaba consigo y a la vista una perturbación que despertó las alarmas del personal.

   “No se preocupen que Miguel es mi amigo, mi amigo, mi amigo”, fueron, según testimonios que pudo levantar Listín Diario, las palabras del ministro Jorge Mera para calmar a sus colaboradores antes de cerrar la puerta que minutos más tarde se volvería a abrir para confirmar que su cuerpo seguía ahí, pero sin vida.

FUENTE LISTIN DIARIO