Una mujer joven asesinada en un ataque a tiros en un restaurante de comida rápida usó sus últimos momentos de vida para alabar a Dios y cantando “Jesús me ama”. El caso se registró el 22 de abril, pero los detalles sólo se publicaron recientemente.

DeEbony Groves, de 21 años, murió en el ataque al restaurante Waffle House, en Tennessee (EEUU).

Un sobreviviente del tiroteo estaba cerca de ella cuando fue baleada y reveló que ella había dedicado sus últimos instantes de vida a cantar canciones cristianas.

El CEO de la cadena de restaurantes, Walt Ehmer, participó en el funeral de la joven el pasado sábado 28 de abril, y contó lo que la sobreviviente le relató.

Según información de la CNN , el informe Ehmer fue recibido con aplausos y aleluya. El ejecutivo también ofreció palabras de apoyo y confort para amigos y familiares en el funeral.

FUENTES NOTICIAS CRISTIANAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *