La calidad del aire desafía la salud en tiempos epidémicos

Generan enfermedades respiratorias.

La contaminación convierte el COVID-19 en una enfermedad compleja.
Unas 7 millones de muertes al año en el mundo son atribuibles a la contaminación del aire, según la OMS y la OPS

                         La polución del aire por partículas suspendidas en la atmósfera emitidas por vehículos, la quema de residuos sólidos y cultivos y las plantas generadoras de energía a carbón, se han convertido en un problema de sanidad pública que genera consecuencias negativas en la salud, principalmente, infecciones respiratorias, enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y cáncer de pulmón.

                        Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente siete millones de muertes prematuras son atribuibles a la contaminación del aire en todo el mundo. “Los riesgos y efectos en la salud no están distribuidos equitativamente en la población.

FUENTE EL CARIBE