A pesar de las advertencias los conflictos han puesto de relieve algunas grietas de las alianzas más prominentes de USA en el Medio Oriente.

Washington, DC – Con la invasión rusa de Ucrania dominando las discusiones en todo el mundo, la administración Biden ha estado promoviendo la unidad global contra lo que llama la «guerra de elección» del presidente ruso Vladimir Putin.

  Pero a pesar de esos esfuerzos, el conflicto ha puesto de relieve las grietas en algunas de las alianzas más prominentes de los Estados Unidos en el Oriente Medio, en particular con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudita.

    La última manifestación de esta aparente brecha se produjo la semana pasada cuando los Emiratos Árabes Unidos acogieron al presidente sirio Bashar al-Assad a pesar de las repetidas advertencias de Washington contra la normalización de los vínculos con el gobierno en Damasco. Fue la primera visita de Assad a un país árabe desde que estalló la guerra civil siria en 2011, y llegó semanas después de que el presidente sirio expresara su pleno apoyo a la invasión rusa de Ucrania.

FUENTE ALJAZEERA NEWS