La invasión a Venezuela y el futuro americano por los próximos cuatro anos

Comienza la batalla electoroal en EU.

    Tal parece ser que las tensiones entre Estados Unidos y Venezuela tienen cierto parecido con el conflicto entre Israel y Palestina, insuperables. El presidente Donald Trmp tiene tendencia de perder popularidad últimamente, y quiso sonar con un tema que prácticamente por la opinión pública estaba olvidado , y cuyas discrepancias no pasaban de una guerra fría. El actual presidente de Estados Unidos en un comunicado aseguro que los 1116 millones de barriles de petróleo transportados desde Teherán eran iraníes, pero, el gobierno iraní desmintió eso confirmando que eran de procedencia venezolana.

   Así mantuvieron los ánimos a cerca de Venezuela sobre una invasión posible , según noticias de HISPANTV y otros medios,   donde varias empresas estadounidenses fueron advertidas por el gobierno de no seguir comercializando en Venezuela. Ese fue el caso de la Repsol, una compañía española y la Chevron. Donde las tensiones se acrecientan cada vez más. La razón se debe a que hay una tendencia del gobierno de Donald Trump, en bajar su popularidad en contraste con su oponente del Partido Democrata Joe Biden. Donde incluso el actual presidente califico a Biden de ser “la peor pesadilla de Estados Unidos”. Así mismo hay que admitir que el presidente Donald Trump en sus relaciones políticas-comerciales con Rusia no ha sido muy efectivo, argumento que ha sido muy bien utilizado por la oposición. Uno de los temas más fuertes que han hecho que haya votantes que simpaticen por Joe Biden es el tema de la violencia policial hacia los grupos afroamericanos. Esa violencia hacia los negros despertó una secuencia de protestas no solamente dentro de las fronteras del territorio norteamericano sino también en el mundo, por solo mencionar un caso, hubo protestas en Gran Bretaña por la muerte de Geroge Floyd, quien fue asesinado por un policía en forma brutal.

   Todos esos puntos anteriormente mencionados desfavorecen al presidente Donald Trump. Sin embargo, el hecho de que Joe Biden, tenga problemas para la coherencia de sus ideas supuestamente, y que se haya alejado de la opinión pública,  abre la batalla electoral de quien dirigirá la nación americana el próximo cuatrienio.   Por tal razón podemos pensar sin temor a equivocarnos que la “invasión a Venezuela” es un recurso de manipulación para atraer a los votantes y llamar la atención de la audiencia americana, y de ese modo recuperar aquella muerta popularidad.

   El temor a la invasión de la nación bolivariana mantiene en alerta el lente de los medios de comunicación quienes están inquietos hasta qué punto es esto verdad, y en qué caso de suceder ¿cuál sería el motivo? El  presidente maduro ha sido elegido legítima mente, según declaraciones de su canciller y hasta el embajador de Venezuela en la ONU ha dado sus declaraciones al respecto.

   Es probable que la intimidación a invadir Venezuela sea una estrategia para canalizar los votos del pueblo americano, de Donald Trump. De igual modo hay que admitir, que el candidato Joe Biden no ha tenido buena empatía en la comunidad judía, por haber elegido a Harris como su compañera de boleta y esto hace que la contienda por la silla de la nación que tiene control e incidencia en el mundo, sea tan incierta como intensa.