El grupo terrorista Estado Islámico causó más estragos en la región paquistaní de Quetta en ese mes, provocando lo que ya está siendo considerado una fuga masiva de cristianos a lugares con menos probabilidades de sufrir nuevos ataques, a pesar del riesgo permanente.

Sólo en abril de ese año ya se registraron dos ataques, donde seis cristianos fueron muertos. La Iglesia Metodista Bethel, liderada por el pastor Simon Bashir, también fue atacada en la misma región, próxima a la Navidad del año pasado. 10 cristianos murieron en el ataque.

Se cree que la nueva ola de atentados es debido a la descentralización del grupo jihadista tras perder territorio en las principales regiones de Irak y Siria como consecuencia de las intervenciones militares de Estados Unidos y Rusia.

Los terroristas musulmanes estarían, por lo tanto, migrando a otras regiones y estableciendo en ellas pequeñas células, donde ataques más puntuales se practican como forma de amenazar y obligar a los cristianos locales a convertirse a la doctrina islámica.

FUENTE NOTICIAS CRISTIANAS ola-300x157

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *