Pastor Sixto Castillo

Dios hizo todo perfecto, y lo hizo con propósitos eternos.
La relación de Dios con sus hijos es en amor y confianza. Pero la caída del hombre y se hizo esclavo del pecado, pero el poder del pecado fue vencido por Cristo. Cristo devuelve la libertad.
Dios nos provee de su cuidado, los Apóstoles de Jesús no eran seguidores, eran hijos probados y obedientes.
Eran ciudadanos del cielo, su morada transcendia, superaban obstáculos, su salvación estaba asegurada…
Aunque Adán nos separó del Padre, Jesús restauró nuestra relación con Dios. No vivimos confiados en las circunstancias, vivimos confiados en el cuidado de Dios.
No dependemos de los ataques sociales… Dios nos levanta sobre todas las cosas.
Sin Dios nuestra posición es de perdición, Jesús no vino a condenar el mundo condenado, el vino a liberarnos… Debemos vivir gozoso, enfocado en lo eterno, en lo del cielo, fuimos elegidos para un mejor propósito..
Dios por su Gracia nos alcanza a través de Cristo.. Nos cambia… Nos dió vida, no por religión ni por esfuerzo propio, es por Cristo.
El amor de Dios a nosotros dió como resultado que el se moviera para alcanzarnos, para santificarnos con el Espíritu y en el Espíritu…. Para transformarnos.
Dios nos conoce. Aunque nosotros elegimos desobedecer pero Dios preparó planes perfectos para restaurar nuestra relación, con Cristo.
Jesús es el salvador del mundo.
Juan 6:37
Nosotros somos parte del propósito de Dios.
Nosotros fuimos escogidos para obedecerle.
Dios quiere romper la desobediencia.
La desobediencia es pecado, es fallar al propósito.
A Dios le interesa que seamos rociados con la sangre de Cristo.
Que fue en sacrificio puro, perfecto y público para testimonio eterno.
Efesios 3:20
Todo tiene que ver con Cristo… El está pendiente de todos los detalles del poder de Dios en tu vida.
Su sangre no tiene sólo efecto en el pasado, sino que se mantiene su efecto en el tiempo hasta la eternidad… Aunque hayas pecado, ya El te perdonó por su Gracia. La Gracia sobreabunda.
Romanos 5:20
Tienes que activarte delante del Señor.
Somos bendecidos a través de la paternidad… Y así podemos operar en Paz en este mundo.
Tenemos que hacer las cosas para Dios, no para ser reconocidas por los hombres.
Juan 5:18
No hay un día de reposo, cuando conocemos a Cristo vivimos en reposo siempre a través de la relación con nuestro Padre.
Es un propósito, es su misericordia. Dios sacrificó a Cristo por y para nosotros.
Su misericordia es Eterna para todos los que hemos sido alcanzado por Él, tenemos una esperanza viva, hay fortaleza y supera todas nuestras expectativas.
Jesús nos liberó de la muerte. Nos hace inmortales.
Hay que adorar a Dios en todo tiempo porque el imparte una Paz inexplicable.
Dios nos da una herencia incorruptible e inmarcesible.
Hay una herencia reservada para nosotros. Nos da una ciudadanía que transciende del mundo material.
Somos guardados por el poder de Dios, y es activado por la Fe….

Tener Fe en Dios implica tener Fe de sus tiempos… Nos libra del mal.

Los peligros inminente no rompe los propósitos de Dios… Para alcanzar la salvación.

Esta salvación implica madurarnos, transformación.
Hebreos 9:28
La salvación de Dios fue preparada desde la eternidad por eso El nos cubre, El está en control…
El nos ha impartido tantas riquezas que no tenemos que estar enfocados en las circunstancias… Las pruebas nos lleva a madurez, la aflicción nos va a llevar a una mayor Gloria.
Sabemos que los momentos difíciles son breves…
Romanos 8:18
La Fe probada… Nos hace mas puros…nos moldea.. Nos transforma… Somos fortalecidos…
Nuestra Fe produce Amor, Gozo y Salvación.. Porque la Fe fue lo que Dios usó para manifestar su Gracia.
La salvación tiene un aspecto pasado, presente y futuro ( eterno)

Su paternidad imparte gozo, salvación, Paz.
Está disponible para ti… Tu eres su hijo… Vive en relación de amor y confianza en Cristo, con tu Padre… Que nada nos separe de Dios… Fuimos escogidos para propósitos eternos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *