La relación de las proteínas con el cansancio y la fatiga

A partir de los 50 los adultos suelen experimentar pérdida de masa muscular.

Entre los alimentos ricos en proteínas están las carnes, el pescado, los huevos y los lácteos. Algunos alimentos de origen vegetal, como las legumbres, frutos secos o cereales, también aportan proteínas.
Las proteínas son imprescindibles para el correcto funcionamiento de los músculos.

                               A partir de los 50 años, los adultos suelen experimentar una pérdida de masa muscular y fuerza de forma natural.
                                Esta puede acelerarse más o menos en función del estilo de vida, la práctica regular de actividad física y la calidad y cantidad de los nutrientes ingeridos.

                             En este punto, los músculos juegan un papel clave en la calidad de la vida cotidiana de las personas.

FUENTE EL CARIBE