Cuatro países asiáticos aprobaron leyes que prohíben la conversión de sus ciudadanos, que ya no pueden abandonar la religión en que nacieron sin autorización del gobierno. Otras dos naciones estudian hacer lo mismo.

La legislación válida ahora va más allá de las que prohíben la blasfemia y la apostasía, comunes en la región y que pretende, principalmente, impedir el trabajo de los misioneros cristianos.

La Alianza en Defensa de la Libertad (ADF) presentó en Washington un informe sobre los ataques a la libertad religiosa. Llamadas de “leyes anticonversión”, las prohibiciones usan términos vagos como “inducción“, “fuerza” o “medios fraudulentos”. Dependiendo del país, puede ser cualquier acción como trabajo social, “Ninguna persona o grupo debería vivir con miedo de ser arrestado, torturado o muerto a causa de sus creencias religiosas. La multiplicación de leyes anticonversión en el mundo comprueba la crisis de la libertad religiosa “, dijo el indio Balakrishnan Baskaran, consultor jurídico de la ADF.oración por los enfermos y, obviamente, evangelismo.

FUENTE NOTICIAS CRISTIANAS

cierra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *