Lo que un brote de Ébola revela sobre la desigualdad vacunal

En el caso del corona virus se ha visto que la posesión de una vacuna no garantiza el acceso a ella.

Trabajadores vestidos con equipo corporal completo desinfectan tiendas y calles en Conakry, Guinea, el 12 de abril de 2020 durante una campaña de limpieza y desinfección [Cellou Binani/AFP].

             Dos virus, dos vacunas, un sistema desigual: Los funcionarios de salud de Guinea declararon una epidemia de ébola después de informar de los primeros casos del virus desde que el brote mortal de África Occidental terminó en 2016. Una cosa que ha cambiado desde ese último brote: la disponibilidad de una vacuna. Pero como hemos visto con la epidemia del corona virus, la existencia de una vacuna no significa necesariamente el acceso a una.

FUENTE ALJAZEERA NEWS