Los civiles se aferran a trincheras cerca del frente en Azerbaiyán

Gobierno alega medida de seguridad rutinaria para explicar cavaciones.

Mikhalil Ismailov en la trinchera excavada en su aldea de Bakharly, Azerbaiyán, Octubre 14, 2020.

             Cuando los obreros enviados por el gobierno azerbaiyano vinieron a cavar trincheras en su jardín, Bairan Khalilov comprendió que el conflicto por el control de Nagorno Karabaj se reanudaría pronto.

             Fue hace “uno o dos meses”, cuenta a la AFP este azerbaiyano, de 68 años, un veterano de la guerra de los años 1990, cuando esta región -mayoritariamente poblada por armenios- se separó, con el apoyo de Armenia, en un conflicto que causó 30.000 muertos.

              Trazada en forma de L, la delgada trinchera es lo suficientemente profunda como para mantenerse de pie y a salvo, mientras que en el horizonte se perfilan las montañas de Nagorno Karabaj controladas por el adversario.

               Al excavarla, los enviados del gobierno “dijeron que era una medida de seguridad de rutina”, cuenta Bairan Khalilov.

FUENTE AFP