Los investigadores internacionales afirman que el Buk que derribó al MH17 perteneció a Rusia

El Equipo de Investigación Conjunto (JIT, por sus siglas en inglés), que investiga el derribo del avión MH17 de Malaysia Airlines en el sur de Ucrania en 2014, ha afirmado que el sistema de misiles Buk con el que fue derribado el avión pertenecía a la 53.ª brigada antiaérea de las Fuerzas Armadas rusas, desplegada cerca de la ciudad de Kursk. Según los investigadores, el proyectil que impactó con la aeronave fue fabricado en 1986 en la Unión Soviética.

“Nuestras investigaciones confirman que el avión fue derribado desde un Buk que llegó de la Federación de Rusia al territorio no controlado por Kiev”, ha afirmado el representante del JIT Wilbert Paulissen en una rueda de prensa en La Haya.
Al mismo tiempo, los investigadores admiten que no pueden afirmar con certeza ni quién ni por qué fue atacado el avión que sobrevolaba el territorio ucraniano en plena guerra. El fiscal neerlandés Fred Westerbeke ha afirmado que se sospecha de varias decenas de personas como sospechosas de haber participado en el derribo del avión.

Moscú ha denunciado en numerosas ocasiones el carácter parcial de la investigación cuyas conclusiones se basan principalmente en datos presentados por el Gobierno de Ucrania. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, señaló en abril de este año que Moscú respeta la independencia del JIT, aunque criticó que los hechos y los materiales proporcionados por Rusia son utilizados por el grupo de manera selectiva y a veces no se tienen en cuenta del todo.

FUENTE RT