Se puede considerar todas las magnitudes como una especie de red que conectan con otras magnitudes.

No se ha hablado hasta el momento qué magnitudes físicas se consideraron como “fundamentales” para la definición de las unidades de medidas.

     En física (y no solo en ella) hay magnitudes, como las áreas, las densidades y la velocidades, que se pueden expresar (y por lo tanto medir) en función de otras magnitudes. Ya se ha visto que la velocidad se define como un espacio, es decir, una longitud, divido por un tiempo; análogamente, la densidad se define como el cociente entre la masa del cuerpo considerado y su volumen; pero el volumen es expresado a su vez como una longitud*longitud*longitud (L³).

   Podemos considerar todas las leyes y magnitudes físicas como una especie de red que conectan las distintas magnitudes físicas. Dentro del conjunto de magnitudes físicas se ha intentado seleccionar un número (lo más restringido posible) tales que, no siendo expresables las una en relación a las otras se denominan, “fundamentales”.

FUENTE ENTESPA