Milagroso Dios salva y sana a un joven sentenciado a muerte.

El pasado 22 de mayo de 2017, Juan Spence, un destacado joven de 17 años de edad fue víctima de un accidente automovilístico cuando salía del colegio. A partir de aquella fecha, la historia de Juan cambiaría por completo. Un milagro de vida relatado por CBN News.

Juan se encontraba en la parte posterior del auto de su amigo, “mi amigo perdió el control del vehículo. El auto se deslizó sobre el pavimento mojado aplastando mi cuerpo y mi cráneo, realmente pensé que moriría”, fue trasladado de inmediato al hospital Medical Center en Richmond, Virginia.

En el Centro Médico le extirparon gran parte del cráneo. Los médicos diagnosticaron que solo tendría un 5% de posibilidades de sobrevivir. Pero sus padres, ambos ministros del Evangelio, mantuvieron su fe y oraciones ante tan grave noticia. Elizabeth Butler, madre de Juan, le preguntó a Dios “¿Qué está pasando con mi hijo?”, cuando escuchó al Espíritu Santo decir Él vivirá y no morirá.

Por otro lado, Juan recordó haber visto una batalla espiritual por su vida mientras se encontraba en cuidados intensivos. “Recuerdo que había un demonio, dirigiéndose hacia mí, pero también había un ángel resplandeciente que portaba armaduras y una espada, y el ángel hizo que el demonio huyera”, describió Juan.

FUENTE NOTICIAS CRISTIANAS