Su familia ha demandado a la Asociación del Cementerio Baron Hirsch ante tribunal de Manhattan.

Una mujer ha muerto en el cementerio Baron Hirsch de Staten Island, después de que una lápida de 2.000 libras cayera sobre ella, aplastándola.

    Elvira Navarro, de 53 años y madre de cinco hijos, estaba trabajando en el cementerio junto a su hijo, cuidando las tumbas, cuando la piedra se desplomó. Fue trasladada al Centro Médico de la Universidad de Richmond, donde falleció el mismo día a causa de sus heridas.

    Su familia ha demandado a la Asociación del Cementerio Baron  Hirsch ante un tribunal de Manhattan, acusándola de no mantener unas condiciones de trabajo seguras en el histórico recinto judío.

FUENTE NOTICIAS DE ISRAEL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.