Netanyahu y Bin-Salman: Una reunión intencionalmente “secreta”

Israel actualemnte es una potencia nacional a la cual los Estados Arabes se reúnen para combatir desafíos compartidos.

Muchos recuerdos exóticos adornan las paredes de la oficina del jefe del Mossad, Yossi Cohen. Se le concedieron después de misiones espeluznantes, empresas cooperativas que deben mantenerse en secreto y reuniones no reveladas en capitales que no reconocen a Israel. Entre ellas se encuentran una hermosa espada, una encantadora caja que contiene algunos de los mejores cigarros del mundo, un notable artículo del archivo nuclear iraní, y más.

            Los regalos exponen la realidad que se ha revelado a los ciudadanos de Israel a partir del verano pasado. En el mundo del jefe del Mossad de Israel, han pasado algunos años desde que Israel ha sido un pequeño país amenazado por un mar de Estados árabes hostiles. En total contraste con lo que se ha aceptado como un hecho, en su oficina y en la de su jefe, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu, Israel es una potencia regional en torno a la cual los Estados árabes se están reuniendo para unir fuerzas contra desafíos compartidos. Para que eso se produzca, es necesario que la gente se reúna. Cuando la gente se reúne, además de hablar, se dan regalos.

            A partir de la próxima semana, cuando los vuelos directos a Dubai empiecen a despegar del aeropuerto Ben-Gurion, los hogares israelíes ordinarios empezarán a llenarse de objetos traídos de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. Pero no de Arabia Saudita. La superpotencia suní es una historia diferente. Cohen y Netanyahu aparentemente tienen muchos recuerdos y recuerdos de ese reino, y no sólo de la reunión celebrada allí el domingo. Pero tomará tiempo antes de que el resto de los ciudadanos de Israel puedan hacer una rápida excursión a Riyadh.

NOTICIAS RELACIONADAS:

LA POLICIA DE DUBAI SE UNE A ISRAEL CONTRA LOS PAISES MUSULMANES: “ISHMAEL ARREPENTIDO”

FUENTE NOTICIAS DE ISRAEL