Peaje sombra es irrevocable y hay que pagarlo hasta 2038

Durante 30 años el Estado dominicano debe desembolsar un ingreso mínimo.

La carretera Juan Pablo II- Boulevard Turístico del Atlántico fue construida por un consorcio integrado por las empresas colombianas Grupo Odinsa y Grodco S.C.A. Ingenieros Civiles, y la empresa dominicana Consorcio Remix.
Así lo estipula el contrato con Autopistas del Nordeste, que construyó y opera la vía Santo Domingo – Samaná

                             Si quieren llevar la fiesta en paz, el Estado dominicano y Autopistas del Nordeste, empresa dominico colombiana que opera la carretera Juan Pablo II y el Boulevard Turístico del Atlántico, tienen mucho de qué conversar.

                             La complejidad del diálogo no se limita al pago de un ingreso mínimo para mantener el equilibrio económico de la obra de infraestructura, tiene que ver sobre todo con los términos en que fue acordado ese compromiso.

                                    El Estado dominicano está en la obligación de desembolsar de manera “irrevocable e incondicional”, según consta en el modelo financiero de la concesión vial, un ingreso mínimo durante los 30 años de operación del proyecto.

FUENTE EL CARIBE