Persisten los asesinatos de excombatientes de las FARC en Colombia en medio del proceso de paz